• Creemos en un solo Dios, creador único del Universo, manifestado en tres personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Deut. 6:4; 1ª Cor. 8:4-6; 1ª Tes. 1:9; Jn 4:24; Mt 28:19; Mt 3:16-17; 2ª Cor 13 -14).
  • Creemos que la Biblia es la única fuente de verdad y revelación inspirada por Dios y que no es de interpretación privada. En ella encontramos nuestro fundamento para relacionarnos con Dios (2ª Tim 3:16-17; 2ª Pedro 1:19-21).
  • Creemos en Jesucristo y en que Él es Dios hecho carne (Jn 1:1-2). Creemos que fue crucificado, murió y resucitó al tercer día. Creemos que alcanzó redención para nosotros a través de su sacrificio. Tenemos por cierto que Jesús ascendió a los cielos y está a la diestra del Padre intercediendo por nosotros. Creemos que envió al Espíritu Santo quien ahora está en medio de nosotros, llenándonos del poder de Dios para ser esos testigos fieles y declarar a todo el mundo que JESÚS es el único nombre en el cual hay salvación (HECHOS 2:36; HECHOS 4:12).
  • Admitimos que el fruto de Dios en el hombre es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza, pureza, justicia, verdad, amabilidad, honestidad, dignidad (Gál. 5:22-23). Y que la Iglesia verdadera es el Cuerpo de Cristo comprendida por creyentes en el Señor Jesucristo de todos los siglos, razas, lenguas y naciones de la tierra. Y que las congregaciones se reúnen en el nombre de Jesús para adorar a Dios en Espíritu y verdad, escuchando su Palabra y guardando sus ordenanzas (Jn. 1:12; Gál. 3:28; Fil. 2:15).
  • Reconocemos que cuando sean cumplidas todas las cosas escritas en la Biblia, habrá resurrección de los muertos y que la única manera de tener vida eterna es a través del sacrificio de Jesús