Dentro de nuestros ministerios para ayuda social, está Mesa de Amor. Bajo la premisa de que es mejor dar que recibir, Mesa de Amor nació por la pasión de nuestros corazones por ayudar a los más necesitados. Llevamos la Palabra de Dios a las comunidades más abandonadas, compartimos tiempo con ellos y oraganizamos desayunos para los niños de bajos recursos.